La incertidumbre y la importancia de estar en el aquí y ahora

Muchas veces vivimos con la necesidad de controlarlo todo! es por esto que buscamos sentir seguridad, intentado prever qué pasará, nos adelantamos a los acontecimientos, imaginamos aquello que creemos que sucederá, anticipamos como responderemos y como creemos que responderán los demás, etc. Visualizamos todos los estados posibles hasta que llega el día en que la realidad, supera cualquier situación imaginada.

Eldesconocimiento que tenemos acerca de lo que sucederá en el futuro nos suele producir incertidumbre, la cual es una sensación de inseguridad, temor o titubeo, que muchas veces nos llega a paralizar momentáneamente al realizar alguna actividad, nos llega la excesiva preocupación y nos creamos escenarios remotos que nos pueden desorientar provocando miedos e incertidumbre.

En lugar de luchar por la certeza del futuro, deberíamos estar mas en el presente, preguntarnos más acerca de él: ¿Qué quiero ahora? ¿Cómo estoy ahora? ¿Qué puedo hacer ahora?, la incertidumbre nos conecta con el futuro y el “¿Qué pasará?” que al final es algo sobre lo que no tenemos control, pero sí lo tenemos sobre nuestro presente.

¿Cuáles son las sensaciones y consecuencias de la incertidumbre?

En cuanto a las sensaciones físicas, la incertidumbre nos activa ya que nos mantiene alerta sobre un momento para el que aún no podemos adelantar cómo va a suceder. Por ello, se experimenta con sensaciones como inquietud, nerviosismo, dificultades para conciliar el sueño, o tensión muscular.

Respecto a nuestros pensamientos, la incertidumbre puede llevarnos a pensar en potenciales respuestas y posibilidades acerca de estos aspectos inseguros y desconocidos, o a anticipar posibles escenarios desagradables.

Al intentar controlar la incertidumbre a través de dar vueltas en nuestra cabeza a las posibilidades, podemos vernos en un bucle de preocupaciones que nos hace sentir cada vez más inseguros, angustiados y ansiosos.

Estrategias para comenzar a gestionar la incertidumbre

  • Acepta la incertidumbre: El cambio es una constante debemos aceptar lo desconocido y comprender que la vida no es lineal y presenta cambios en el camino.
  • Acepta y analiza tus emociones: Ponle nombre a lo que sientes, muchos de nuestros miedos y temores son proyecciones, no son reales e identificarlos ayudará a poner una rumbo hacia la acción. Permítete escucharte y dialogar contigo mismo.
  • Se consciente: Antes una situación que te genere incertidumbre trabaja con plena conscuencia, no dejes en automático a tu mente, regula tus pensamientos. No podemos controlar todo lo que nos llega pero si podemos aprender a decidir que hacer con ello.
  • Que si y que no: Valora si aquello que te está preocupando se encuentra en tu área de control ¿Hay algo que depende de ti? ¿Puedes hacer algo para mejorar la situación?, si la respuesta es afirmativa diseña un plan de acción para comenzar a hacer algo al respecto pero si la respuesta es negativa no inviertas tiempo y energía en ello.
  • Trabaja tu optimismo: Esto te ayudará a producir un estado de ánimo que tiende a favorecer el bienestar y facilitará el ambiente favorable en distintos ámbitos de tu vida (familiar, salud, profesional, etc.)

¿Cuáles son algunas consecuencias de la incertidumbre?

Vivir buscando certeza, no solo nos priva de disfrutar lo actual, sino que también convierte al futuro en algo temible. Nos somete a estados de estrés crónico y nos puede derivar en complejas situaciones como:

  • Trastornos de ansiedad
  • Síndrome de Burnout (Padecimiento causado por el estrés excesivo y prolongado que afecta tanto nuestro rendimiento mental y físico como a nuestras relaciones personales.)
  • Depresión

Debemos recordar que la incertidumbre no nos afecta a todos por igual, ni las mismas circunstancias nos afectan de la misma forma, podemos poseer un afrontamiento complicado en unas situaciones y una actitud optimista y fluida en otras. Trabajar nuestro autoconocimiento será un factor clave para comprender las fortalezas con las que contamos, las áreas de mejora que poseemos y los aprendizajes que podemos incorporar para facilitarnos estas situaciones.

#HencoBlog #GestiónDeLaIncertidumbre #HencoBienestar