A ti, ¿Te emociona que llegue el lunes?

Imagínate un domingo por la noche, la idea de que mañana sea lunes, ¿te emociona o te entristece? ¿qué es lo que causa ese sentimiento? ¿estás contento con lo que te espera al día siguiente?

Una de las principales cosas que influyen la respuesta a esas preguntas es sin duda nuestro trabajo y si disfrutamos o no hacerlo. El trabajo es una de las actividades más importantes durante nuestra vida, considerando que pasamos más de un tercio de nuestro día trabajando y que en ocasiones convivimos más con nuestros compañeros que con nuestra propia familia, por eso es importante estar contentos con lo que hacemos y encontrar la oportunidad de divertirnos y gozarlo.

A menudo se puede presentar que consideremos el trabajo como una obligación que solo hacemos por obtener dinero para cubrir nuestras necesidades, sin embargo, cuando trabajamos en algo que nos apasiona la perspectiva cambia, lo interesante es que nosotros mismos tenemos la capacidad de hacerlo divertido y apasionante.

Piénsalo un poco… si activamos nuestra capacidad de apasionarnos por las cosas, en cada trabajo, en cada pequeña tarea que hagamos, ese hábito transformará nuestro trabajo en algo especial.

No es un aspecto que solo depende de nuestra actitud personal, también influyen las relaciones con compañeros y jefes, el lugar físico de nuestra oficina, los tiempos de traslado, etc. Pero considerando todo esto, ¿Tu trabajo te hace feliz?

Hay quienes dicen que la felicidad no es un estado de ánimo si no una actitud. En el caso laboral un consejo que escuchamos frecuentemente es “Escoge un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un solo día de tu vida”. El secreto está en encontrar lo que te apasiona.

¿Cómo podemos hacer nuestro trabajo más feliz?

  1. Ser flexible

El mundo no es del más fuerte ni del más rápido, es de los más flexibles. Abrir nuestra mente y permitir cambiar nuestras opiniones, no nos hace débiles, nos hace grandes. Permitirnos cambiar nos proporciona el equilibrio necesario para disfrutar lo que hacemos.

  • Ser optimista

Ser optimista nos permite descubrir lo positivo que tienen las personas y las circunstancias, si confiamos en las capacidades y posibilidades que tenemos podemos enfrentar las dificultades con buen ánimo y perseverancia.

  • Tener confianza

Confiar en los que nos rodean nos permite obtener también la confianza de los demás, la confianza ahorra energía y multiplica la productividad de los equipos de trabajo, confiar en nuestro entorno es un imán para crear nuevas oportunidades.

  • Ser comprometido

El compromiso es una elección personal, depende de nosotros mismos, cuando nos comprometemos, creemos y cuando creemos, participamos y nos involucramos más. Esto aumentará nuestra capacidad y nos convertirá en alguien con una identidad especial.

  • Disfrutar y divertirnos

Disfrutar lo que hacemos nos permite aprovechar el tiempo y crear una estrategia adecuada para vivir la vida. El sentido del humor y la risa aumentarán la calidad de vida y la sensación de bienestar.

  • Aprender

Observar mejor a nuestro alrededor ya que nunca terminamos de aprender. Podemos convertir nuestros errores en oportunidades y aprender de ellos, la clave esta siempre en la actitud y las ganas de seguir creciendo y preparándonos. La realidad es que los conocimientos duran menos cada día, así que actualizarnos es clave para estar listos para enfrentar cualquier reto que se presente.

  • Encontrar el significado

La primera fuerza para motivarnos es la lucha constante por encontrarle sentido a nuestra propia vida, lo importante no es hacer lo que amemos sino amar lo que hacemos. Además, es clave entender como nuestro trabajo, nuestras tareas diarias contribuyen a una meta mayor no sólo de la organización, sino en la vida de otras personas, estamos impactando a que nuestra sociedad y el mundo sean mejor. ¿A poco no es motivante?

En conclusión…

Terminemos cada día de nuestro trabajo con gratitud y hagamos que nuestra mente se enfoque en las situaciones positivas, platicar las cosas buenas que nos pasan hace que nuestra visión cambie y seamos más optimistas. 

Esta bien a veces querer cambiar y hacer cosas más interesantes, pero lo importante es hacerlo desde el disfrute de la tarea que, ahora mismo, nos está tocando hacer. Una vez que encontremos la manera de pasárnosla bien en el trabajo con cualquier cosa, disfrutaremos con energía y entusiasmo todo lo que venga. ¡Todo depende de nosotros!

Ahora que entendimos que nuestro trabajo es una parte fundamental de nuestra vida, la pregunta es: ¿Y si cambiamos odiar los lunes, por la emoción de empezar una nueva semana?

#HighPerformanceHappyPeople #AmaTuTrabajo #AmaTusLunes