Encuentra el equilibrio que hay en ti

Tener un equilibrio en nuestra vida es algo muy importante para estar sanos y lograr alcanzar la felicidad. De hecho, la felicidad se puede encontrar en todos los aspectos de nuestra vida y el equilibrio es la tranquilidad que alcanzaremos cuando indaguemos en nuestro interior sobre nosotros mismos, de esto depende alcanzar el punto medio.

¿Qué es tener un equilibrio?

Es importante comprender que es el equilibrio personal, algo equilibrado es algo que está en un punto medio, independientemente de las alteraciones que puedan influirnos, no siempre es sencillo mantener una postura cuando sucede un acontecimiento importante y choca con nuestra realidad. Por una parte, mantener la entereza puede convertirse en todo un desafío, sin embargo, nos ayuda a pensar en alguna solución.

Ahora que entendemos el concepto de “equilibrio” debemos unirlo a un punto de vista personal, pero ¿Cómo podemos encontrar el equilibrio personal?

Este equilibrio no es solo un estado mental, todo lo que afecta a nuestra mente, de alguna forma, puede terminar afectándonos en todos los aspectos, por ejemplo; puede que comas bien, que te cuides físicamente, pero si careces de ilusión notarás cómo tu vida no es tan plena como debiera ser. Las ilusiones, además, nos permiten hacer realidad nuestros sueños. ¿Cómo?, es simple, si tenemos ilusión por algo y nos ponemos una meta, nos esforzaremos por alcanzarla, además nos dará la seguridad para superar cualquier límite.

Busca tu propio “yo” y desarrolla tu coraje

Cada paso que demos debe estar enfocado al autoconocimiento y al crecimiento personal, son muchas las cosas que podemos hacer por encontrar nuestro propio equilibrio personal y una de ellas es trabajar en conocer a nuestro propio yo. Descubriendo cuales son nuestros objetivos reales y también identificando los factores que podrían desequilibrarnos.

En nuestras vidas, a veces tenemos que enfrentarnos a situaciones que no nos gustan nada, pueden ser creencias, problemas familiares, situaciones delicadas en el trabajo, etc. En todas estas circunstancias a veces tenemos que enfrentar y defender lo que queremos.

Las personas que identifican aquello que quieren lograr son más equilibradas y sanas, pelean por ello, a pesar de lo difícil que sea defender una causa, si quieren conseguir algo lucharán por alcanzarlo.

Toda lucha que llevemos a cabo nos hará desarrollar ese coraje que está en nuestro interior, pero que a veces se encuentra dormido, tener coraje no significa que no habrá miedo, siempre existirá el miedo ante una situación desconocida o que no nos guste. Lo ideal es que, si estamos equilibrados el  coraje es mucho mayor que el miedo y lo superará tanto, que no afectará luchar por lo que queremos.

¿Cómo trabajar en el crecimiento personal?

Muchas de las metas que nos proponemos nos hacen olvidarnos de nuestro individualismo, no siempre sabemos como detenernos a pensar qué es lo que realmente nos hace sentir bien. Seguir con objetivos que de alguna forma no son nuestros, puede llegar a frustrarnos. Así de fácil es perder el equilibro.

Lo primero que debemos hacer es aprender a relajarnos, liberar tensiones y manejar técnicas correctas ante situaciones de estrés. Saber respirar profundamente nos permitirá pensar mejor así como mejorar la oxigenación de nuestro cerebro.

Una vez que tomemos un respiro, debemos tener en cuenta nuestras emociones internas y poner en orden nuestras ideas y sentimientos, es posible que nos encontremos con continuas distracciones que no permitan que aclaremos nuestra mente, para llegar a identificarlas es necesaria la introspección.

Sé siempre optimista para alcanzar el equilibrio

Esforcémonos por ser optimistas, porque hasta en los peores momentos hay algo bueno ¿no?, seguro que podemos sacar una enseñanza y realizar un cambio positivo en nuestras vidas.

Todo se supera y cuando miramos hacía atrás nos damos cuenta de que no ha sido todo tan malo como creíamos, debemos afrontar los golpes de la vida y  hacernos responsables por nuestras decisiones, para enfrentarnos a nosotros mismos. Afrontar nuestros miedos y mirarnos siempre puede ayudarnos a encontrar el equilibrio personal. Cuando entendemos que no siempre tenemos todas las respuestas, será una forma de reconocer el punto medio.

Recuerda que la perfección no existe y eso aplica también cuando hablamos de un equilibrio personal, la clave es buscar lo que nos haga sentir mejor y en balance con nuestros ideales, al final del día somos nosotros los que tenemos el control de nuestra vida.

#EquilibrioPersonal #HighPerformanceHappyPeople #BienestarPersonal

¿Cómo funcionan los trámites aduaneros y la importación en México?

En México la Ley Aduanera se estableció con el fin de que toda la mercancía que entre o salga del territorio nacional realice los actos y formalidades correspondientes al llamado ‘Despacho Aduanal’, esto es un conjunto de trámites y acciones obligatorias ante las autoridades aduanales por los propietarios de los bienes o mediante su agente o apoderado aduanal.

El agente aduanal juega un papel importante ya que es un asesor y el responsable junto con el importador o exportador de la veracidad y la exactitud de los datos e información que se proporciona a las autoridades, determinando la correcta clasificación de las mercancías, a fin de identificar los requisitos y permisos que deben cubrirse y las contribuciones e impuestos al comercio exterior que deberán pagarse.

La principal ventaja a la hora de importar mercancía a México, es que el país cuenta con más de 40 tratados con diversos países. Esto quiere decir que cuentan con tarifas arancelarias preferenciales a la hora de importar desde esos orígenes, además contamos con acceso a mercados más amplios y a una mayor diversidad de productos y servicios.

¿Cuáles son los requisitos y documentos para importar?

México es una buena opción para que las empresas que desean diversificar su negocio, importen mercancías. Pero antes es necesario conocer todos los requisitos para lograrlo en tiempo y forma, por lo que te compartimos una lista con todo lo que necesitas para llevar a cabo esta tarea:

  1. Estar inscrito en el Registro Federal de Contribuyentes
  2. Estar al conrriente de tu situación fiscal
  3. Contar con firma electrónica avanzada
  4. Contratar a un empresa con experiencia en servicios aduanales
  5. Inscribirse en el padrón de importadores, al importar ciertos productos como textiles, calzado, químicos, hidrocarburos, materiales explosivos etc, es necesario registrarse en el padrón de importadores de sectores específicos.
  6. Realizar la carta de encomienda al agente aduanal
  7. Cumplir con el pago de las contribuciones aplicables
  8. Cumplir con todas las regulaciones y restricciones no arancelarias que en su caso esté sujeta a la mercancía
  9. Llevar un sistema de control de inventarios con el registro actualizado de los datos de las mercancías, mismos que se pondrán a disposición de la autoridad aduanera
  10. Cumplir con los documentos de transporte
  11. Obtener la información y documentos necesarios para comprobar el país de origen de procedencia de las mercancías
  12. Entregar la manifestación de valor electrónica

Es importante revisar cada caso ya que cada mercancía requiere de documentos específicos, esto depende de la clasificación arancelaria de tu mercancía.

¿Qué sucede previo a la importación?

Se tiene que contar con la clasificación arancelaria de los productos; acreditar cumplimiento con las normativas del país, contar con los intermediarios necesarios en aduana y comercio exterior.

¿Qué sucede durante la importación?

Las mercancías pasarán por un despacho aduanero, en el cual mediante el previo, que es la revisión física de las mismas, deberás corroborar que la información declarada en documentos y lo que estás presentando físicamente en aduana sea lo correcto.

En esta etapa es donde se da el cumplimiento de las regulaciones arancelarias (impuestos) y las no arancelarias (permisos y otros), esto se realiza en aduana por parte de autoridades correspondientes, consignatarios de mercancías, propietarios o poseedores de las importaciones, así como los agentes aduanales.

Como importador, deberás presentar la mercancía ante la aduana, las cuales podrán pasar por un reconocimiento aduanero, que es la revisión física de las autoridades correspondientes o simplemente un desaduanamiento libre, es decir que no sufran ninguna revisión.

En caso de que en un reconocimiento aduanero no se cumpla con las regulaciones y restricciones arancelarias se podría iniciar un PAMA (Procedimiento Administrativo en Materia Aduanal) en el cual la mercancía podrá pasar a posesión del fisco en caso de no comprobar la correcta importación.

¿Qué sucede después de la importación?

Deberás de conservar tu documentación aduanal y de impuestos, en caso de que alguna autoridad decida auditar la documentación y las mercancías. 

¿Debó pagar algún tipo de impuestos a la hora de importar?

Importar implica el pago de algunos impuestos, cuotas o aranceles, como por ejemplo:

  • Arancel de importación o IGI (según clasificación arancelaria)
  • Arancel de transición o cuotas compensatorias (en los casos en los que se requiera)
  • Prevalidación
  • Derecho de Trámite Aduanero (DTA)
  • Impuesto al Valor Agregado (IVA)

¡Pero tranquilo! Nuestro equipo de especilistas en Henco te brindará toda la información y el apoyo necesario para calcular las contribuciones correspondientes con motivo de tu importación.

Ahora que conoces todo lo necesario para importar tu mercancía, permítenos brindarte la asesoría adecuada de acuerdo a tus necesidades, dejános ayudarte a optimizar tu operación y evitar problemas durante el proceso de tus importaciones. Contactános para mayor información ¡Porque juntos no tenemos límites!

#HencoAduanas #HencoServicios #ImportaciónEnMéxico

A ti, ¿Te emociona que llegue el lunes?

Imagínate un domingo por la noche, la idea de que mañana sea lunes, ¿te emociona o te entristece? ¿qué es lo que causa ese sentimiento? ¿estás contento con lo que te espera al día siguiente?

Una de las principales cosas que influyen la respuesta a esas preguntas es sin duda nuestro trabajo y si disfrutamos o no hacerlo. El trabajo es una de las actividades más importantes durante nuestra vida, considerando que pasamos más de un tercio de nuestro día trabajando y que en ocasiones convivimos más con nuestros compañeros que con nuestra propia familia, por eso es importante estar contentos con lo que hacemos y encontrar la oportunidad de divertirnos y gozarlo.

A menudo se puede presentar que consideremos el trabajo como una obligación que solo hacemos por obtener dinero para cubrir nuestras necesidades, sin embargo, cuando trabajamos en algo que nos apasiona la perspectiva cambia, lo interesante es que nosotros mismos tenemos la capacidad de hacerlo divertido y apasionante.

Piénsalo un poco… si activamos nuestra capacidad de apasionarnos por las cosas, en cada trabajo, en cada pequeña tarea que hagamos, ese hábito transformará nuestro trabajo en algo especial.

No es un aspecto que solo depende de nuestra actitud personal, también influyen las relaciones con compañeros y jefes, el lugar físico de nuestra oficina, los tiempos de traslado, etc. Pero considerando todo esto, ¿Tu trabajo te hace feliz?

Hay quienes dicen que la felicidad no es un estado de ánimo si no una actitud. En el caso laboral un consejo que escuchamos frecuentemente es “Escoge un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un solo día de tu vida”. El secreto está en encontrar lo que te apasiona.

¿Cómo podemos hacer nuestro trabajo más feliz?

  1. Ser flexible

El mundo no es del más fuerte ni del más rápido, es de los más flexibles. Abrir nuestra mente y permitir cambiar nuestras opiniones, no nos hace débiles, nos hace grandes. Permitirnos cambiar nos proporciona el equilibrio necesario para disfrutar lo que hacemos.

  • Ser optimista

Ser optimista nos permite descubrir lo positivo que tienen las personas y las circunstancias, si confiamos en las capacidades y posibilidades que tenemos podemos enfrentar las dificultades con buen ánimo y perseverancia.

  • Tener confianza

Confiar en los que nos rodean nos permite obtener también la confianza de los demás, la confianza ahorra energía y multiplica la productividad de los equipos de trabajo, confiar en nuestro entorno es un imán para crear nuevas oportunidades.

  • Ser comprometido

El compromiso es una elección personal, depende de nosotros mismos, cuando nos comprometemos, creemos y cuando creemos, participamos y nos involucramos más. Esto aumentará nuestra capacidad y nos convertirá en alguien con una identidad especial.

  • Disfrutar y divertirnos

Disfrutar lo que hacemos nos permite aprovechar el tiempo y crear una estrategia adecuada para vivir la vida. El sentido del humor y la risa aumentarán la calidad de vida y la sensación de bienestar.

  • Aprender

Observar mejor a nuestro alrededor ya que nunca terminamos de aprender. Podemos convertir nuestros errores en oportunidades y aprender de ellos, la clave esta siempre en la actitud y las ganas de seguir creciendo y preparándonos. La realidad es que los conocimientos duran menos cada día, así que actualizarnos es clave para estar listos para enfrentar cualquier reto que se presente.

  • Encontrar el significado

La primera fuerza para motivarnos es la lucha constante por encontrarle sentido a nuestra propia vida, lo importante no es hacer lo que amemos sino amar lo que hacemos. Además, es clave entender como nuestro trabajo, nuestras tareas diarias contribuyen a una meta mayor no sólo de la organización, sino en la vida de otras personas, estamos impactando a que nuestra sociedad y el mundo sean mejor. ¿A poco no es motivante?

En conclusión…

Terminemos cada día de nuestro trabajo con gratitud y hagamos que nuestra mente se enfoque en las situaciones positivas, platicar las cosas buenas que nos pasan hace que nuestra visión cambie y seamos más optimistas. 

Esta bien a veces querer cambiar y hacer cosas más interesantes, pero lo importante es hacerlo desde el disfrute de la tarea que, ahora mismo, nos está tocando hacer. Una vez que encontremos la manera de pasárnosla bien en el trabajo con cualquier cosa, disfrutaremos con energía y entusiasmo todo lo que venga. ¡Todo depende de nosotros!

Ahora que entendimos que nuestro trabajo es una parte fundamental de nuestra vida, la pregunta es: ¿Y si cambiamos odiar los lunes, por la emoción de empezar una nueva semana?

#HighPerformanceHappyPeople #AmaTuTrabajo #AmaTusLunes

El régimen del depósito fiscal

Para poder regular y definir la mejor manera en que las actividades de exportación e importación se llevan a cabo en México, las autoridades aduaneras contemplan una serie de regímenes aduaneros. Entre ellos, se encuentra el depósito fiscal, pero ¿Qué es el depósito fiscal?

Es un régimen aduanal que utilizan las personas interesadas en introducir mercancía nacional o internacional en almacenes generales de depósito autorizados hasta por 24 meses, sin necesidad de hacer los pagos tributarios de las leyes aduanales.

Para que esto suceda, el sitio debe estar acreditado por las autoridades fiscales y aduaneras del país en los términos que señala la Ley General de Organizaciones y Actividades Auxiliares del Crédito.

El depósito fiscal nació ante la falta de espacio de las zonas portuarias para almacenar la mercancía que llegaba; gracias a este los productos pueden permanecer ahí, hasta que haya un destino y fecha listos para sacar sus productos.

Ventajas del depósito fiscal

Principalmente existen dos beneficios cuando hacemos referencia a los depósitos fiscales que deberíamos tener en consideración:

  • Mayores facilidades conforme a la contratación de servicios 

En ocasiones es necesario efectuar contratos de servicios, tan frecuentes como es el caso de los etiquetados de las mercancías.

  • Suspensiones temporales de impuestos 

Una de las principales ventajas del depósito fiscal, es que este régimen aduanero permite obtener una suspensión temporal del pago de los distintos impuestos. Debido a esto muchas empresas pueden conseguir una mayor liquidez para sus actividades. 

Además, te compartimos unas ventajas adicionales:

  • Tener un stock disponible para la venta con un menor costo.
  • Ahorro en gastos fijos como: renta de bodega, luz, agua, maquinaria y personal.
  • Inventario listo, lo que facilita las entregas.
  • Posibilidad de aplazar los pagos de impuestos de importación e IVA.
  • Se puede exportar la mercancía importada en depósito fiscal, sin pago de impuestos de importación e IVA, esto si cumple con los trámites de exportación.
  • Es posible enfocar esfuerzos en otras áreas como las ventas, distribución y compras, dejando en manos de la empresa de logística todos los procesos.

¿Cómo funciona?

Para empezar, la empresa de logística debe contar con este servicio para sus clientes, lo que significa contar con un permiso de la SHCP y contar con la supervisión del personal asignado por las autoridades aduanales.

Deben existir las instalaciones dentro del almacén para tener aislada la mercancía que se encuentre en depósito fiscal.

La empresa debe tener el equipo tecnológico necesario para mantenerse en comunicación directa con la Secretaría de Economía, así como para llevar el registro permanente y simultáneo de las operaciones de la mercancía, desde que llega hasta que es retirada del almacén.

¿Qué mercancía no entra en depósito fiscal?

No son objeto del régimen aduanero las armas, municiones, mercancías explosivas, radiactivas, nucleares y contaminantes, ni pirotecnia; tampoco los precursores químicos y químicos esenciales; ni piedras preciosas, como diamantes, brillantes, rubíes, zafiros, esmeraldas, coral, marfil, ámbar y perlas naturales o cultivadas o las manufacturas de joyería hechas con estas ni con metales preciosos, ni relojes.

Tampoco cigarros, algunos tipos de vehículos, y materias textiles y sus manufacturas con ciertas especificaciones.

Solamente aquellos almacenes generales de depósito que obtengan una autorización previa de la Administración General de Aduanas pueden destinar las mercancías antes descritas a un régimen fiscal.

¿Por qué contratar el depósito fiscal con nosotros? 

Con el objetivo de facilitar los procesos operativos, en Henco contamos con el servicio de Depósito Fiscal adaptado a la gran variedad de industrias que tiene el mercado; además tenemos almacenes y centros de distribución ubicados estratégicamente para la repartición de tu carga.

Entendemos las necesidades especificas que requiere cada operación, por ello trabajamos con un alto nivel de compromiso para analizar la mejor opción para tu negocio, optimizar los tiempos y costos y resguardar tu mercancía.

¡Acércate con nosotros, podemos ayudarte! en Henco nuestro objetivo principal es brindarte soluciones a la medida de tus necesidades, confianza y seguridad nos respaldan 😉

#DepósitoFiscal #HencoAlmacenes #HencoServicios

Una emoción dominante en la pandemia

Durante los últimos 18 meses gran parte de nuestra vida ha cambiado, tanto emocionalmente como socialmente, hemos tenido que reaprender a relacionarnos, ya que ahora pasamos más tiempo con las personas que vivimos y menos con quienes forman parte de nuestro entorno laboral y social, lo cual podría estar afectando de alguna manera nuestra salud mental.

Cuando hablamos de salud mental, por lo general pensamos en los dos extremos: Por un lado, la depresión y por el otro el bienestar total. Pero cuando nos sentimos en un punto medio, donde no estamos deprimidos ni tampoco funcionando a pleno, a esto le llamamos languidez.

A algunos nos cuesta trabajo tratar de explicar lo que hemos sentido en todos estos meses, hemos pasado por varias emociones: miedo, enojo, preocupación, incertidumbre, tristeza… y a veces sentimos más de una al mismo tiempo, sin poder explicarlas, mucho menos controlarlas.

Pero, ¿Qué es la languidez?

Es una sensación de vacío y estancamiento. Es cuando sentimos que el tiempo pasa muy lento y nosotros no hacemos nada, no tenemos la energía para hacerlo, nos falta alegría y rumbo.

Es un estado en el que entras sin apenas darte cuenta porque aparentemente es leve, pero que te mantiene desmotivado y puede derivar en bajo rendimiento laboral y en problemas psicológicos más complicados.

La importancia de reconocer la languidez

Entender que nos sentimos de esta manera es el primer paso para abordarlo y cuidar nuestra salud mental. El peligro radica en que, una vez que comencemos a presentar languidez es posible que no notemos la disminución de motivación o el impulso que nos daban las cosas, simplemente nos volvemos indiferentes, no buscamos ayuda ni queremos ayudarnos y no logramos ver incluso nuestro propio desinterés.

¿Cómo podemos lidiar con ella?

Lo importante es tratar de ponerle nombre a lo que sentimos, siempre es bueno identificar nuestras emociones y trabajarlas, más si son negativas. Si no logramos afrontarlas con nuestros propios recursos, tenemos que pedir ayuda de especialistas.

A continuación, compartimos algunas recomendaciones que podrán ayudarnos a afrontarla:

  1. El primer paso es identificarla y nombrarla, esto nos ayuda a no estar tratando de adivinar o entender qué es lo que nos está pasando.
  1. Establecer objetivos a corto plazo, sencillos; no se trata de poner una meta de vida, sino de pequeñas actividades que requieran nuestra atención absoluta: cocinar, leer un libro, ver una película, etc.  Así dejaremos de divagar.
  1. Respetar los horarios para cada actividad del día: trabajo, familia, entretenimiento. No se trata de limitarnos, sino de establecer rutinas que nos den pequeñas certezas.
  1. No esperemos controlar lo que pasa fuera de nosotros, lo que sí es que podemos empezar a decidir cómo vamos a reaccionar ante lo que pasa. Pueden quitarnos todo menos una cosa: la actitud que tomamos ante un conjunto de circunstancias. Por más frustrante que sea la situación, somos libres de decidir nuestra actitud ante ella y nuestra forma de reaccionar.
  2. Centrarnos en el presente. El centrarnos en el presente nos provoca un bienestar porque nos ofrece una sensación de control a nuestro alrededor, el truco está en identificar nuestras preocupaciones para luego dejarlas ir.

Hay que tratar de minimizar todo lo que sabemos que puede boicotearnos y dejar preparadas ciertas pequeñas cosas que harán la diferencia en nuestro día a día, por ejemplo:

Levantarnos constantemente de nuestro lugar de trabajo porque nuestro cerebro nos propone algo “supuestamente más importante que hacer” solo responde a un estado de ansiedad y hay que tratar de controlarlo, en este caso lo ideal sería tener a la mano esas ciertas cosas que nos hacen movernos constantemente de nuestro lugar (ya sea una taza de café sobre la mesa, agua, fruta, etc.) para así poder continuar con nuestra concentración. 

También el pensar en el aquí y en al ahora nos puede ayudar a combatir este estado anímico.

Recuerda que el primer paso es aceptar nuestras emociones, esto nos dará la oportunidad de darle voz a la desesperación interna y comenzar a iluminar el camino para salir del vacío. En Henco nos preocupamos por ti y reconocemos la importancia de cuidar todos los aspectos de nuestra salud, así que, si te encuentras en esta situación, ponle atención, pon en práctica las recomendaciones de este artículo y pide ayuda en caso necesario, ¡tu bienestar es lo más importante!

#HencoSomosTodos #Languidez #HencoBlog

¿Conoces los tipos de contenedores y su función?

¿Conoces los tipos de contenedores y su función?

Cuando realizamos operaciones de importación y exportación es importante definir la manera en cómo vamos a transportar la mercancía. Cerca del 90% de la carga que se mueve por el mundo es transportada por mar, cabe mencionar que los contenedores marítimos representan una manera versátil de transportación, ya que nos permiten realizar operaciones de forma intermodal al ser descargados de los buques y cargados en camiones para ser llevados a su destino final.

Ahora que sabemos que los contenedores son un componente importante en la industria de carga, es importante conocer sus características y capacidades, ya que existe una gran variedad de ellos para adaptarse a las distintas mercancías que pueden ser transportadas.

Tipos de contenedores marítimos

Los contenedores marítimos cuentan con medidas y características estandarizadas para la manipulación de la carga, es importante conocer los diferentes tipos de contenedores para cubrir necesidades concretas, a continuación te los compartimos:

  • Dry Van o contenedor seco

Es el contenedor marítimo estándar, por lo que es el más común. Al menos el 80% de la carga marítima es transportada en contenedores de propósito general, es decir que pueden llevar cualquier tipo de carga seca que no requiera de ventilación ni refrigeración especial.

Las medidas más habituales para este tipo de contenedores van de los 20 pies a los 40 pies y están diseñados para transportar materiales diversos y preservar la integridad de éstos, protegiéndolos de las condiciones climatológicas y brindando la posibilidad de transportarlos en camiones, trenes y barcos para realizar un servicio intermodal.

Cabe destacar que en este tipo de contenedor existe la categoría 40´High Cube, la cual es un poco más alta de la estándar y es conveniente para cualquier tipo de carga seca, desde cajas con mercancía hasta máquinas o muebles.

DRY VAN
  • Reefer o contenedor refrigerado

Este tipo de contenedores marítimos proporcionan una temperatura controlada para cuidar de la integridad de mercancía que, por su naturaleza, así lo requiera. 

Se encuentran equipados con una fuente de alimentación que se conecta a una fuente de energía durante su transporte, estos contenedores pueden mantener temperaturas constantes en un rango de -18° a 30°

Este contenedor es especialmente recomendable para transportar alimentos o productos que necesitan una temperatura de conservación baja. (Ej. carnes, frutas, verduras etc.)

REEFER
  • Open Top

Estos contenedores cuentan con la característica de tener un techo removible de lona, lo que permite llevar cargas más voluminosas que sobresalgan por el techo. Por ejemplo: madera, chatarra e incluso maquinaria.

OPEN TOP
  • Flat Rack

Al igual que los Open Top, este tipo de contenedores no cuentan con techo; además carece de paredes laterales y en algunos casos, también de paredes delantera y posterior. Su uso es ideal para mercancías con dimensiones poco comunes, pues pueden sobresalir por los costados del contenedor. 

Este contenedor es utilizado para  embarcar mercancías pesadas como pueden ser máquinas o vehículos sobredimensionados.

FLAT RACK
  • Open Side

Son de las mismas medidas de los contenedores Dry Van pero su acceso es por la pared lateral, estos contenedores son ideales para transportar mercancías más largas o que debido a sus dimensiones se dificulte cargar por la puerta posterior.

Suele utilizarse para el transporte de maquinaria pesada, tuberías, equipos especiales, etc.

OPEN SIDE
  • Tank o contenedores marítimos de cisterna

Son especialmente diseñados para el transporte de líquidos, desde sustancias químicas peligrosas, tóxicas, corrosivas o combustibles, así como líquidos para consumo alimenticio. Por ejemplo: aceites, leche, cervezas, vino, agua mineral, etc.

Cuentan con las mismas dimensiones de un contenedor Dry Van, pero en su estructura interior cuenta con un depósito de polietileno. 

 

TANK CONTAINER

Como podemos ver, el transporte de carga por medio de contenedores nos brinda una gran cantidad de opciones para garantizar el correcto transporte de la mercancía y prevenir cualquier daño que pudiera surgir durante el traslado.

En Henco contamos con profesionales expertos que te ayudarán a negociar los mejores precios, planear las rutas más eficientes y seleccionar el método de transporte más adecuado de acuerdo con tus necesidades.

Acércate con nosotros y con gusto te apoyaremos 🙂 ¡En Henco no tenemos límites!

#TiposDeContenedores #HencoServicios #FunciónDeContenedores

La importancia de tener una rutina

Para llegar a cumplir un objetivo hay que esforzarnos y encontrar la mejor manera de llegar a él. Sin una rutina, durante un solo día podríamos tomar cientos de decisiones, el estrés y la ansiedad incrementarían por no tener un rumbo claro de lo que tenemos que hacer, es por esto que construir una rutina puede quitar algo de presión y ayudarnos a tener más claras las acciones que tomaremos para lograr lo que nos propongamos.

Pongamos un ejemplo: el objetivo es bajar de peso 5 kg en un mes, para lograrlo hay que establecer una serie de pasos a seguir:

  1. Quemar más calorías de las que consumo ejercitándome 30 minutos diarios.
  2. Consumir menos y mejores calorías incluyendo más frutas y verduras en mi alimentación diaria.
  3. Hidratarme mejor tomando 2 litros de agua al día

Cada uno de estos puntos requiere en sí mismo que se establezcan rutinas, que con el tiempo se convertirán en hábitos.

¿Cuál es la diferencia entre una rutina y un hábito?

La rutina la establecemos de manera consciente; el hábito es ya una actividad inconsciente que realizamos.

Dado que la rutina está hecha de hábitos, cambiar tu rutina es la mejor manera de formar nuevos hábitos. Crear una rutina puede requerir atención, pero una vez que te acostumbras a ella, se convierte en una secuencia de acciones inconscientes o automáticas.

¿Cómo hacer una rutina?

Comienza escribiendo todas las cosas que necesitas hacer, luego ordénalas por prioridad o urgencia. La clave es mantenerse ocupado, pero hacer tiempo para tus comidas y cuidado personal.

Recuerda ser realista con la cantidad de cosas que puedes lograr en un día. Si tratas de hacer demasiado y no lo logras, puede que te desanimes y te des por vencido. Dividir tus deberes en tareas más pequeñas puede ayudarte a mantener tu día ocupado.

No importa qué tan básica nos parezca la rutina, hay que ir poco a poco y en la medida de nuestras posibilidades. Esto no quiere decir que ahí nos vamos a quedar, una vez que esa rutina se haya convertido en un hábito que realicemos sin mayor esfuerzo, es momento de establecer el siguiente objetivo con sus rutinas correspondientes.

Los especialistas en el tema sugieren empezar con horarios fijos para hacerlo, recordemos que lo que no es medible, no es mejorable.

Ventajas de tener una rutina

  1. Nos dan la sensación de estar en control de nuestra vida.
  2. Ayudan a sobrellevar los cambios, el estrés y la salud mental de una manera positiva.
  3. Nos dan estabilidad.
  4. Ofrecen un mapa a seguir.
  5. Promueven hábitos positivos.

Tal vez sea este último el más importante, pues si establecemos rutinas que nos llevarán hacia objetivos positivos en nuestra vida, al repetirlas lo suficiente hasta hacerlas un hábito, esto ya se vuelve parte de nuestro día a día.

¿Cómo evoluciona una rutina?

En primer lugar, haciéndola un hábito, como ya dijimos. Esto no significa que debamos ceñirnos a una rutina cuando empezamos a sentirnos estancados, ya que resulta contraproducente, aprender a ajustarnos y basarnos en nuestras rutinas es un punto de crecimiento necesario. El cambio es parte de la vida y las rutinas deben ir evolucionando con el tiempo.

Por ejemplo, tal vez ya llegamos al peso y condición física que esperábamos este año y ya es un hábito dormir bien, comer de manera adecuada y ejercitarnos. A lo mejor en ese mismo sentido, el objetivo ahora es competir en un deporte o iniciar una rutina también de cuidado de la piel, por ejemplo, así con todos los objetivos que nos pongamos enfrente.  

Recordemos que contar con una rutina nos ayuda a combinar los distintos aspectos: familiar, social, escolar, laboral, tiempo libre, intereses, curiosidades y poder aprovechar nuestro día a día de tal manera que lo vivamos como una satisfacción. Por supuesto, a diario existen responsabilidades y obligaciones ¡combinémoslas con pequeñas cosas que nos aporten energía y felicidad!

Intentemos hacer lo difícil un poco más fácil y no hagamos que lo difícil nos resulte más difícil por no dejar tiempo para lo que nos beneficia a diferentes niveles.

En Henco te recomendamos empezar hoy mismo creando rutinas para varios días de la semana hasta un mes entero, no te sientas mal si te sales del horario, puedes intentar otra vez mañana, ¡el punto de una rutina es mejorar tu vida!

Cuéntanos que te pareció el tema y en qué aspectos puedes involucrar una rutina para mejorar tu vida.

#HencoTips #RutinaDiaria #HighPerformanceHappyPeople

Autocuidado Emocional

Cuidar nuestras emociones es tan importante como hacerlo con nuestra alimentación, cuerpo y horas de sueño. Como personas integrales que somos, cada una de estas partes es tan importante como la otra.

Hace relativamente poco tiempo, en términos de psicología, se desarrolló el concepto de inteligencia emocional, ¿Qué es esto?

La inteligencia emocional surge como una respuesta a los cuestionamientos de por qué hay personas que no pueden manejar sus emociones, tienen arrebatos que afectan su desempeño, tanto laboral como personal, sin que padecieran de ningún problema neurológico.

En conjunto, la inteligencia emocional son las habilidades de cada individuo de autocontrol, entusiasmo, empatía, perseverancia y capacidad para motivarse a sí mismo. Estas habilidades varían de persona a persona, hay quienes las traen mejor integradas desde su nacimiento, y la mayoría que tienen que trabajarlas, moldearlas y desarrollarlas con el tiempo. Está demostrado con investigaciones que las habilidades emocionales son susceptibles de aprenderse y perfeccionarse a lo largo de la vida, si se cuenta con los métodos adecuados.

Esta es la teoría, en la vida diaria vamos sintiendo diferentes emociones como reflejo de nuestro día a día. Hay varias que nos resultan familiares, pues ocurren de manera regular y hemos aprendido a vivir con ellas. Y otras menos conocidas, que se disparan con eventos más fuertes (muerte, divorcio, crisis) y que a veces no sabemos cómo manejar.

Ya sean sentimientos que reconocemos fácilmente o emociones profundas que aparecen sin avisar, es muy importante, en primer lugar, reconocerlos, tratar de entender de dónde vienen y expresarlos de la mejor manera posible. Esto nos ayudará a reaccionar ante las situaciones de la vida con inteligencia emocional.

¿Por dónde empiezo?

Las emociones son señales que nos da el cuerpo hacia una situación externa, si las conocemos, reconocemos y dominamos dejaremos de sentirnos perdidos o confundidos entre sentimientos, y empezaremos a ver nuestra respuesta emocional como una forma de entender lo que está sucediendo y de elevarnos por encima de las reacciones inmediatas para actuar de mejor manera ante una situación específica.

Y, sobre todo, que tengamos una vida más tranquila y plena, comprendiendo lo que está pasando dentro de nosotros, conociéndonos mejor, manejando nuestra respuesta emocional de manera consciente, y expresando a otros cómo nos sentimos, lo que también mejorará nuestras relaciones interpersonales.

Conocer nuestras emociones

Esto es una actividad continua que tiene que ver con observarnos a nosotros mismos, solo observarla, sin juzgarla como buena o mala; preguntarnos: ¿qué experiencias desencadena cada emoción? ¿Por qué me enojo cuando alguien actúa de una manera?, ¿cuál es esa experiencia en el pasado que detona esta reacción emocional?, ¿qué evento, y en especial qué personas, están asociados con cada uno?

A partir de esta observación empezaremos a conocer nuestras emociones y a diferenciarlas con el fin de ayudarnos a reconocer un evento y entender nuestra reacción. Así, cada vez que se expresa una emoción específica, nos da otra oportunidad de observarnos y responder de una manera con la que nos sintamos más cómodos.

Muy importante antes de movernos al siguiente punto es aceptarnos, puede que algunas de las cosas que observamos no nos encanten, trabajemos para irlas cambiando poco a poco, sin reproches ni autocastigo. Así somos, ni bueno ni malo, vamos desarrollando la inteligencia emocional con amor propio.

Mantener límites saludables

Una vez reconocidas y con la experiencia que vamos a ir desarrollando, podemos empezar a evitar que las emociones de los demás invadan nuestro espacio y a reconocer cuando hagamos nuestras las emociones de otros. Entonces, podremos poner un límite saludable que cada uno definamos a partir de lo que nos haga sentir cómodos. Puede ser un espacio real de distancia física o uno imaginario emocional. Una vez que lo hayamos hecho, podremos lidiar con una situación o persona de manera más efectiva, ya que conocemos y empezamos a controlar nuestra reacción.

Cultivar nuestro bienestar

En este punto volvemos a lo que hablábamos al inicio, nuestro bienestar es integral: mente, emoción y cuerpo. Deben ir de la mano, y lo mejor es que cuando uno va mejorando, los demás van en equipo como tres engranes de una maquinaria perfecta: nosotros.

Comprender quiénes somos en esencia, qué nos motiva, en qué nos diferenciamos o en qué nos parecemos a los demás, cuáles son las actitudes y creencias que nos ayudan a mantener en el camino correcto, capaz de permanecer en su camino en para lograr lo encontrar la estabilidad en la vida.

Crear un sistema de apoyo

Uno que esté integrado por personas que nos alienten y nutran. Son quienes nos conocen, nos quieren y están dispuestas a ayudarnos a ser mejores seres humanos. Pensemos en esas personas a las que siempre podemos acudir para que nos escuchen o nos den su opinión sincera y amorosa.

Ellos son quienes integran nuestro sistema de apoyo, que nos sirven como espejo cuando no alcanzamos a observarnos mejor. Para que este sistema sea más eficiente es muy importante que sepamos expresar a estas personas nuestras emociones.

Tener a la mano herramientas emocionales

Es una forma de representar las habilidades (como herramientas) que hemos adquirido a lo largo del tiempo con nuestras experiencias de vida. Son estrategias que hemos desarrollado y utilizado de manera eficaz para hacer frente a los desafíos.

Con el tiempo, nuestras habilidades personales deberían de ser suficientes para llenar una ‘caja de herramientas’ completa. Esa que hemos ido llenando a partir de los puntos anteriores: observación, conocimiento, límites, mantenimiento y apoyo.

En tiempos difíciles, las personas sentimos que necesitamos buscar ayuda, lo ideal es encontrar una buena parte dentro de nosotros, tener claro con qué contamos emocionalmente –también fuera con un sistema de apoyo– para vivir una vida más plena.

“Para Henco lo más importante es cuidar el bienestar mental de nuestros colaboradores, por eso consideramos de suma importancia compartir temas de interés que nos conciernen a todos, tómate un momento para poner en práctica estos pasos y platícanos si te fueron de utilidad”.

#AutocuidadoEmocional #HighPerformanceHappyPeople #HencoBlog

¿Qué ocurrió con el transporte aéreo durante la pandemia?

La pandemia del COVID-19 durante los primeros meses del año 2020 generó mundialmente un paro en la actividad económica y la movilidad de carga, hablando del transporte aéreo de carga, México perdió dinamismo desde marzo de 2019, debido al entorno de revisión de los acuerdos del Tratado de Libre Comercio, dicha situación se mantuvo durante los primeros meses del 2020 siendo más notoria la caída a partir de marzo, lo cual se asocia con la pandemia del coronavirus.

En el tercer mes del 2020 la caída fue de un 18.5%, mientras que durante abril alcanzo el 43.4%, la principal reducción se presentó en la carga internacional, además comenzaron a reducirse tanto los vuelos internacionales como los nacionales lo que afecto sensiblemente los registros del transporte aéreo de carga. Las restricciones por bloqueos y las prohibiciones de viajes provocaron caos a nivel internacional, dejando a una gran cantidad de aviones en tierra.

El transporte aéreo es responsable del tránsito de envíos por valor de miles de millones de dólares cada año. Este medio de transporte se considera el método más rápido para volar mercancía o carga de bajo volumen y alto valor, así que para la industria resultó en una afectación en las cadenas de suministro y los ciclos de producción globales de varios países.

¿Qué obstáculos operativos se presentaron?

Para que un envío llegue a su destino final, los operadores tuvieron que abordar ciertos desafíos como los toques de queda en los aeropuertos, las restricciones fronterizas, las limitaciones de tiempo de vuelo, solo por mencionar algunas.

Los obstáculos mencionados resaltaron los desafíos encontrados en una sola misión: llevar la carga a su lugar de destino.

El escenario global se convirtió en un déficit de puntualidad y en estrictas regulaciones para la carga aérea.

¿Qué sigue para el transporte aéreo y la aviación?

La aviación es una industria que depende de los gobiernos para trabajar de manera colaborativa y cohesiva, sin embargo, en lo que respecta al transporte aéreo es necesario realizar esfuerzos en conjunto y generar nuevos procedimientos para futuras crisis.

El desarrollo de estos nuevos procedimientos implicará análisis, evaluaciones de riesgo, sesiones de formación y la reescritura del procedimiento operativo estándar, se deberá prestar más atención en la carga aérea y en cómo mantener las operaciones en marcha ante una crisis.

La industria y el sector aéreo fueron vulnerables ante la pandemia, sin embargo, es necesario redefinir y brindar más apoyo para poder ofrecer este indispensable servicio en el futuro.

¿La carga aérea en México aumentó en 2021?

El movimiento de carga aérea en el país experimentó un alza en la tasa anual de 9.1% durante el primer mes del 2021 de acuerdo con datos de la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC).

Durante los primeros meses de este año, la carga a nivel nacional subió un 11.5% al pasar de 27,232 toneladas a 30,390 toneladas, mientras que en el mercado internacional aumentó 7.8%, ya que se movilizaron 57,807 toneladas frente a las 53,597 interanuales.

De acuerdo con la IATA, todas las regiones del mundo tuvieron un incremento mensual en el transporte de carga, en comparación con diciembre de 2020. 

Si quieres conocer más acerca de los nuevos retos, rutas y proyecciones post covid en el servicio aéreo de carga no te pierdas este Jueves 24 de Junio a las 10 am nuestro webinar “Impacto de la pandemia en el transporte aéreo” impartido por Luis Carrillo, Gerente comercial de Copa Airlines.

¡Recuerda que nuestro evento es completamente gratuito! ¡Te esperamos, reserva la fecha y conéctate!

Link de registro: https://forms.office.com/pages/responsepage.aspx?id=v98CQRPFe0WEfaorualfzxP_qiDEocdJtcIclrsXTsdUMUY0Vk9MN0M5ODY5V01LNU40T0JGRTBEWC4u

#WebinarHenco #ImpactoDeLaPandemia #TransporteAéreo

Desarrollo personal: La proactividad

Ser proactivo quiere decir que tomas la iniciativa para hacer lo que sea necesario para que sucedan las cosas que deseas. Significa que tomas las riendas y que eres la fuerza creativa de tu propia vida. Eres quien diseña tu vida y eres consciente de que la mejor manera de planear tu futuro es crearlo tú mismo. La clave es tomar responsabilidad e iniciativa y decidir de qué trata tu vida y priorizar las cosas más importantes para conseguir tus objetivos.

Tomando en cuenta como reaccionas ante diversas situaciones del día a día, ¿te consideras una persona proactiva o reactiva? ¿asumes el control de tu vida o dejas que otros la controlen?

Cada persona tiene una forma particular de actuar o sentir ante los diferentes estímulos o retos que se nos presentan, a continuación, te explicaremos más a detalle las diferencias, pero primero entendamos:

¿Qué es una reacción?

La reacción es una conducta que tomamos ante un estímulo especifico, por ejemplo, nuestras emociones en el público ante un cantante o conferencista o la actitud que adoptamos al encontrarnos en un embotellamiento de tráfico camino a casa, por mencionar algunas.

En base a nuestras reacciones podemos definir a 2 tipos de personas, proactivas o reactivas.

¿En que se basa la proactividad y qué es la reactividad?

La proactividad conlleva la capacidad de ser responsable y de elegir la respuesta a los acontecimientos que nos suceden a lo largo de la vida. La capacidad de responder con responsabilidad, de subordinar los impulsos, sentimientos, condiciones, etc, a valores basados en principios.

Estas personas tienen claros sus objetivos y generan acciones para lograrlos, comunican a su entorno de manera asertiva: como se sienten, que opinan y que necesitan para cumplir con sus actividades.

Lo contrario a la proactividad sería la reactividad. Ser reactivo es hacer que tu vida sea producto de tus sentimientos, de tus estados de ánimo, de tus impulsos, o de cómo te trata la gente. 

Las personas reactivas necesitan un impulso externo constante para trabajar, la mayoría del tiempo su bienestar depende de si su entorno está bien o mal, tienden a quejarse verbalmente pero no ejecutan ninguna acción al respecto.

¿Por qué nos beneficia ser proactivos?

Porque nuestra vida será producto de nuestras propias decisiones y no de nuestras condiciones, es decir, cuando asumimos la responsabilidad personal en todas las facetas de nuestra vida y no las delegamos a nadie generamos conciencia de reconocer que esas responsabilidades son propias y así podemos trabajar en ellas.

Con la práctica desarrollaremos la capacidad de manejar las dificultades que se nos presentan y adquiriremos mayor rapidez en trabajar la proactividad.

Tenemos que aprender a escoger nuestra actitud y la respuesta ante cualquier circunstancia, la respuesta a los estímulos influenciará a los nuevos estímulos con el tiempo y tus pensamientos crearan una nueva realidad.

Si deseamos modificar nuestro tipo de pensamientos, y acercarnos cada vez más a un estilo proactivo; debemos empezar observando cómo nos hablamos, ¿usamos un lenguaje pasivo o activo?

Si es pasivo, cámbialo, y comienza a hablarte de manera más positiva, sustituye “todo va fatal” por “haré todo lo que pueda por cambiar la situación”; prueba a decirte “puedo mejorar” en vez de “yo soy así”; o cambia el “me desesperas” por “no dejaré que me arruines el día”, etc.

¿Cuáles son las características de las personas proactivas?

  • Buscan constantemente el mejor camino y las herramientas necesarias para superarse tanto en su contexto personal como profesional y laboral.
  • Son responsables de sus actos y de las decisiones tomadas.
  • Son personas capaces de trabajar en equipo, aportar ideas y soluciones.
  • Buscan nuevos retos y oportunidades.
  • Las personas proactivas no esperan a que llegue una solución porque trabajan y se enfocan en alcanzarlas sin tener que esperar por terceros.

¿La proactividad se puede desarrollar?

Si, se trata de un proceso de crecimiento personal, por lo tanto, requiere de tiempo, evaluación, análisis y perseverancia. La proactividad es la llave que nos abre todas las puertas de un mundo de posibilidades.

Hay cosas sobre las que podemos influir o controlar y otras sobre las que no tenemos control alguno. La persona proactiva se enfoca solamente en las cosas que se pueden controlar.

Recuerda que tenemos el poder de escoger la respuesta ante cualquier circunstancia y el valor de tomar la iniciativa y actuar sobre nuestra consciencia, esta es la esencia de la proactividad.

Debemos de asumir la responsabilidad personal, y entender que no podemos cambiar las circunstancias externas, pero si podemos cambiarnos a nosotros mismos. Si tomamos las riendas de la responsabilidad podremos desarrollar la ambición de conseguir nuestros sueños.

#HighPerformanceHappyPeople #Proactividad #DesarrolloPersonal

La importancia del reconocimiento previo de mercancías o previo en origen

Hoy en día es importante que las empresas busquen la optimización de su cadena de suministro para aumentar su competitividad en el mercado nacional e internacional. Uno de los elementos para lograrlo es el llamado previo en origen.

Cuando una empresa busca ingresar productos terminados o materias primas al país, la maniobra que toma más tiempo durante el proceso es la revisión en la aduana de destino, donde las autoridades locales verifican que la mercancía cumpla con los todos los requisitos y regulaciones.

Es por esto que se recomienda el previo en origen, el cual consiste en la revisión física de la mercancía que se carga en el contenedor para asegurarse de que no existen anomalías con los documentos de empaque (factura y lista de empaque). La información de la inspección es presentada en un reporte que se entrega dos días hábiles después de que se realiza el servicio.

¿Qué se supervisa en un previo en origen?

  • La condición del contenedor
  • La cantidad, estilo y color de la mercancía cargada
  • El cumplimiento de regulaciones para el país de destino
  • La condición del embalaje exterior (máster/pallet)
  • Seguimiento del proceso de carga
  • El sellado de los contenedores con la cinta

Beneficios del previo en origen

La inspección en origen no es un procedimiento obligatorio, pero instituciones como la Secretaria de Comunicaciones y Transportes (SCT) y el Servicio de Administración Tributaria (SAT) promueven este mecanismo para fomentar el comercio exterior y aumentar la confiabilidad de las empresas que ingresan mercancías a territorio nacional. A continuación, listamos algunos de sus beneficios.

  • Despacho de embarque express: Se reduce entre 24 y 48 horas el tiempo de despacho aduanal en México.
  • Conocimiento anticipado y exacto del embarque: Facilita el cumplimiento del despacho en: Clasificación arancelaria, elaboración de pedimentos, cálculo de impuesto y determinación de regulaciones.
  • Eliminación de costos adicionales en puerto mexicano: Validación del cumplimiento de regulaciones no arancelarias, maniobras de previo, almacenaje, demoras y re etiquetado de mercancías.
  • Eliminación de multas o sanciones aduaneras: La empresa previene embarques que no cumplan con las normativas.
  • Previene robos y faltantes: Al ser verificadas las cantidades exactas cargadas en el contenedor y el uso de sellos especiales, se evita el riesgo de robo y unidades faltantes

¿Cuándo se recomienda usar un previo de mercancías?

  • Cuando se importa o exporta mercancía de difícil clasificación, con el fin de corroborar las especificaciones físicas.
  • Cuando la mercancía contiene números de serie, como pueden ser motores de algunos vehículos.
  • Cuando se realice la primera operación con un nuevo cliente.

¿Por qué me brinda seguridad el previo en origen?

Este proceso de inspección ayuda a tener certeza legal del cumplimiento antes de que la mercancía sea embarcada, ya que seguirá todas las regulaciones y no será manipulada en el puerto mexicano, pues ya cuenta con todas las certificaciones necesarias.

¿Necesitas cotizar nuestros servicios de inspección para tu mercancía?, en Henco contamos con personal capacitado para atender todas tus dudas, contáctanos y con gusto te apoyaremos, para nosotros lo más importante es proteger tu mercancía y tus intereses. Confianza y seguridad nos respaldan.

#PrevioEnOrigen #Aduanas #HencoLimitless

¿Te sientes exhausto constantemente?… puede ser agotamiento emocional.

¿Sientes que tienes muchas cosas que hacer y al final solo logras hacer la mitad? ¿Sólo quieres estar sentado/a en el sofá o piensas que no puedes con el día que te toca vivir? ¿No tienes fuerza para conseguir lo que te propones?

Muchas veces el sobrecargarse de actividades y cosas por hacer nos genera un agotamiento emocional, pero ¿Cómo llega a suceder esto? El agotamiento extremo va relacionado con sensaciones de estrés y ansiedad, sentimientos de angustia o incluso depresión. Todos podemos sentir este cansancio emocional extremo de vez en cuando, aunque algunas personas tienen tendencia a experimentarla más a menudo.

¿Qué es el agotamiento emocional y como se presenta?

El agotamiento emocional es un estado al que se llega por sobrecarga de esfuerzo en los pensamientos, es una enfermedad que provoca un deterioro en la salud física, mental y emocional ya sea por asumir conflictos y responsabilidades que nos generan compromisos de tipo emocional.

Aunque el agotamiento emocional se experimenta como cansancio mental, suele acompañarse de fatiga física, sensación de pesadez y la imposibilidad de seguir adelante con las acciones del día a día.

¿Cuáles son las causas?

Por lo general, se origina porque hay un desbalance entre lo que damos y lo que recibimos. Las personas que padecen esta condición sienten que entregan todo de sí mismos ya sea en el trabajo, hogar, con su pareja, etc. y que no es recíproco.

Esto ocurre en un contexto donde hay gran exigencia que a su vez aparentemente, demanda grandes sacrificios. Por ejemplo, un trabajo con un alto riesgo de despido, un hogar en el que los integrantes están llenos de problemas, una pareja conflictiva, solo por mencionar algunos.

Lo usual es que la persona agotada carezca de tiempo para sí misma y tampoco recibe el reconocimiento, afecto o consideración suficientes ya que se espera que “rinda” todo el tiempo y pueda aguantarlo todo.

¿Cómo se manifiesta el agotamiento emocional?

  1. Cansancio físico: Te sientes fatigada/o con frecuencia, desde que comienza tu día experimentas una sensación de obligación para realizar todas tus actividades.
  2. Insomnio: Los problemas abruman tus pensamientos y esto hace que sea difícil conciliar el sueño.
  3. Irritabilidad: Hay molestia y perdida del autocontrol con frecuencia, te sientes agotado/a, te ves de mal humor y eres muy sensible a cualquier crítica o gesto de desaprobación.
  4. Falta de motivación: Las acciones cotidianas comienzan a realizarse mecánicamente, como si estuvieras obligada/o a hacer lo que haces todo el tiempo, no sientes entusiasmo ni interés por tus actividades.
  5. Distanciamiento afectivo: Las emociones comienzan a ser cada vez más planas y dejas tus sentimientos de lado.
  6. Olvidos frecuentes: La saturación de información comienza a dar lugar a la pérdida de memoria y empiezas a olvidar las pequeñas cosas con facilidad.
  7. Dificultad para pensar: Te sientes confundido/a frecuentemente y cada actividad que realizas te toma más tiempo que antes.

       ¿Te sentiste identificado con 3 o más síntomas?, es momento de pedir ayuda!.

¿Qué hacer cuando se tienen estos síntomas?

Lo principal es prevenirlo conociendo o solicitando información del tema, es común llegar a pensar que es algo normal y con el paso del tiempo disminuirá, pero no siempre es así, más tarde se pueden presentar conflictos o una enfermedad crónica.

Lo ideal es tomar conciencia y realizar las siguientes acciones que pueden ayudar al problema:

  • Tratar de dormir por lo menos entre 7 y 8 horas diarias
  • Salir a caminar diario
  • Empezar a despertarse temprano
  • Tratar de hacer nuevas amistades
  • Hacer cosas nuevas o buscar un pasatiempo
  • Empezar a hacer cosas que siempre se han querido hacer
  • Practica la meditación o técnicas de relajación, te ayudara a transformar tus emociones y pensamientos negativos, permitiendo enfocar tu energía hacia el presente.
  • Identifica tus límites y responsabilidades ante una situación, adjudicarse cargas emocionales de más solo genera estrés y ansiedad.

El descanso es muy importante, hay que encontrar tiempo libre para relajarse y estar tranquilos. Además, se puede trabajar en construir una actitud diferente frente a las obligaciones diarias, cada actividad debe incluir tiempos dedicados al compromiso, pero también tiempos para descansar y realizar otras actividades

Es importante sensibilizarnos frente a nosotros mismos, no hay nada mejor que dedicar un rato del día a estar a solos, poder respirar y reconectarnos con lo que somos y lo que deseamos. Debemos de trabajar en desarrollar una actitud de compresión y bondad con nosotros mismos y lo más importante, reconocer cuando necesitamos ayuda.

Además de realizar estas acciones es importante que tengas presente que puedes acudir con un profesional y solicitar apoyo con terapia, lo más importante es que te sientas seguro/a de brindarte la atención necesaria y especializada para tratar esta condición.

Recuerda que lo más importante es estar y sentirnos bien con nosotros mismos, la perfección no puede ser alcanzada pero una buena salud mental si, esperamos este blog y la información proporcionada te haya sido útil. Recuerda que un cuerpo sano es el producto de una mente sana. 😉

#HencoBlog #AgotamientoEmocional #CansancioMental