Tips para plantearte propósitos realistas

Arrancamos el 2021, un nuevo año con muchos propósitos que cumplir: Bajar de peso, comenzar a hacer ejercicio, leer más, ahorrar más dinero, etc. Estos son algunos de los más comunes.

Al tener muchos propósitos que cumplir nos olvidamos rápido de ellos porque no le brindamos la suficiente atención a cada uno, el problema no es querer realizar cada uno de ellos, el problema es que para el mes de Febrero, toda la motivación de Enero se evapora, renuncias y vuelves a tus viejos hábitos de siempre.

La mayoría de los propósitos tienen que ver con cambiar hábitos, y la otra parte con hacer nuevos hábitos. Según estudios científicos, la mayoría de las personas renuncian a sus propósitos por falta de autocontrol, el exceso de estrés en sus vidas y las emociones negativas a lo largo del año.

¿Pero qué es lo que realmente estamos haciendo mal para nunca lograr concluir al cien por ciento nuestra lista? A continuación, te compartimos algunos tips que podrán ayudarte a identificarlo:

  1. Tus propósitos son metas muy grandes y poco realistas

Te propones metas muy ambiciosas de conseguir y piensas que podrás lograrlo, cuando en realidad es difícil si no es real, medible y alcanzable.

Por ejemplo, un propósito de los más comunes es bajar de peso durante el año con una dieta estricta y eso incluye una cantidad de kilos considerables en los que tienes que trabajar, el problema es que no es una meta realista, al final del mes vas a querer abandonar porque es muy pesado continuar así durante 11 meses más y privarte de lo que más te gusta al mismo tiempo de que no ves resultados instantáneos como tu quisieras. La mente es muy poderosa, si te desanimas tu propósito se vendrá abajo y vas a posponerlo un año más.

La clave esta en proponerte bajar cierta cantidad de kilos durante los primeros 3 meses y comer más sano, verás que una vez que logres este objetivo vas a querer continuarlo. Los pasos pequeños también cuentan.

2. Tienes muchos propósitos a la vez

Tener muchos propósitos que cumplir en tu día a día, te generará estrés innecesario, lo que da pie a que fracases con todas las metas que te propusiste. Para lograr construir un nuevo hábito en tu vida, es necesario que tomes decisiones conscientes a lo largo del camino, pero estas también agotan tu energía mental, tu autocontrol y tu fuerza de voluntad disminuye, lo que ocasiona que tomes decisiones incorrectas. Es por eso, que mientras menos decisiones tengas que tomar más acertadas serán.

Seamos honestos, si sientes que tienes múltiples prioridades, no tienes ninguna en realidad.

3. Tu propósito es muy poco especifico

Mientras más específica sea tu meta más posibilidades tienes de cumplirlas.

Ejemplos:

  1. Comer más sano: Desayunar sano
  2. Hacer ejercicio: Salir a caminar
  3. Aprender algo nuevo: Tomar clases online de inglés

Tus metas deben ser medibles para saber como vas a conseguirlas y una vez que las definas también podrás verificar que tan constante eres con ellas.

4. No tienes claro el por qué te lo propusiste

Definir la razón principal para lograr tu meta, te motiva en todo el camino. Si encuentras el verdadero valor personal de cada propósito, disminuirás las probabilidades de fallar.

Ejemplos:

  1. Quiero desayunar sano porque quiero tener más energía en el día
  2. Quiero salir a caminar porque quiero verme bien en las fotos
  3. Quiero aprender inglés porque quiero tener un mejor puesto de trabajo

5. No construyes un sistema que te respalde

Una meta solo nos dice que hacer, pero no nos dice como vamos a lograrlo, no nos da el paso a paso para lograrlo en la vida diaria, que es lo más importante.

Cuando solo nos enfocamos en lo que queremos lograr o en el tiempo límite para lograrlo, pero no en el proceso, es muy probable que no logremos obtener esos resultados que estamos buscando.

Disfrutar el proceso y entender el objetivo final de cada meta es importante para poder sobrellevar tu lista de propósitos.

La práctica diaria hace que logres cosas extraordinarias, comienza con pasos pequeños al final del día cada uno de ellos cuenta.

Supervísate a ti mismo, recuérdate constantemente lo que quieres lograr, pruébate, evalúate y corrige tu plan de acción cada vez que sientas que es necesario.

Esperamos que este blog te sirva y logres cada uno de tus propósitos, platícanos que te pareció y en que metas trabajaras este año.

#PorqueJuntosNoTenemosLimites #Propositos2021 #MetasAlcanzables