Encuentra el equilibrio que hay en ti

Tener un equilibrio en nuestra vida es algo muy importante para estar sanos y lograr alcanzar la felicidad. De hecho, la felicidad se puede encontrar en todos los aspectos de nuestra vida y el equilibrio es la tranquilidad que alcanzaremos cuando indaguemos en nuestro interior sobre nosotros mismos, de esto depende alcanzar el punto medio.

¿Qué es tener un equilibrio?

Es importante comprender que es el equilibrio personal, algo equilibrado es algo que está en un punto medio, independientemente de las alteraciones que puedan influirnos, no siempre es sencillo mantener una postura cuando sucede un acontecimiento importante y choca con nuestra realidad. Por una parte, mantener la entereza puede convertirse en todo un desafío, sin embargo, nos ayuda a pensar en alguna solución.

Ahora que entendemos el concepto de “equilibrio” debemos unirlo a un punto de vista personal, pero ¿Cómo podemos encontrar el equilibrio personal?

Este equilibrio no es solo un estado mental, todo lo que afecta a nuestra mente, de alguna forma, puede terminar afectándonos en todos los aspectos, por ejemplo; puede que comas bien, que te cuides físicamente, pero si careces de ilusión notarás cómo tu vida no es tan plena como debiera ser. Las ilusiones, además, nos permiten hacer realidad nuestros sueños. ¿Cómo?, es simple, si tenemos ilusión por algo y nos ponemos una meta, nos esforzaremos por alcanzarla, además nos dará la seguridad para superar cualquier límite.

Busca tu propio “yo” y desarrolla tu coraje

Cada paso que demos debe estar enfocado al autoconocimiento y al crecimiento personal, son muchas las cosas que podemos hacer por encontrar nuestro propio equilibrio personal y una de ellas es trabajar en conocer a nuestro propio yo. Descubriendo cuales son nuestros objetivos reales y también identificando los factores que podrían desequilibrarnos.

En nuestras vidas, a veces tenemos que enfrentarnos a situaciones que no nos gustan nada, pueden ser creencias, problemas familiares, situaciones delicadas en el trabajo, etc. En todas estas circunstancias a veces tenemos que enfrentar y defender lo que queremos.

Las personas que identifican aquello que quieren lograr son más equilibradas y sanas, pelean por ello, a pesar de lo difícil que sea defender una causa, si quieren conseguir algo lucharán por alcanzarlo.

Toda lucha que llevemos a cabo nos hará desarrollar ese coraje que está en nuestro interior, pero que a veces se encuentra dormido, tener coraje no significa que no habrá miedo, siempre existirá el miedo ante una situación desconocida o que no nos guste. Lo ideal es que, si estamos equilibrados el  coraje es mucho mayor que el miedo y lo superará tanto, que no afectará luchar por lo que queremos.

¿Cómo trabajar en el crecimiento personal?

Muchas de las metas que nos proponemos nos hacen olvidarnos de nuestro individualismo, no siempre sabemos como detenernos a pensar qué es lo que realmente nos hace sentir bien. Seguir con objetivos que de alguna forma no son nuestros, puede llegar a frustrarnos. Así de fácil es perder el equilibro.

Lo primero que debemos hacer es aprender a relajarnos, liberar tensiones y manejar técnicas correctas ante situaciones de estrés. Saber respirar profundamente nos permitirá pensar mejor así como mejorar la oxigenación de nuestro cerebro.

Una vez que tomemos un respiro, debemos tener en cuenta nuestras emociones internas y poner en orden nuestras ideas y sentimientos, es posible que nos encontremos con continuas distracciones que no permitan que aclaremos nuestra mente, para llegar a identificarlas es necesaria la introspección.

Sé siempre optimista para alcanzar el equilibrio

Esforcémonos por ser optimistas, porque hasta en los peores momentos hay algo bueno ¿no?, seguro que podemos sacar una enseñanza y realizar un cambio positivo en nuestras vidas.

Todo se supera y cuando miramos hacía atrás nos damos cuenta de que no ha sido todo tan malo como creíamos, debemos afrontar los golpes de la vida y  hacernos responsables por nuestras decisiones, para enfrentarnos a nosotros mismos. Afrontar nuestros miedos y mirarnos siempre puede ayudarnos a encontrar el equilibrio personal. Cuando entendemos que no siempre tenemos todas las respuestas, será una forma de reconocer el punto medio.

Recuerda que la perfección no existe y eso aplica también cuando hablamos de un equilibrio personal, la clave es buscar lo que nos haga sentir mejor y en balance con nuestros ideales, al final del día somos nosotros los que tenemos el control de nuestra vida.

#EquilibrioPersonal #HighPerformanceHappyPeople #BienestarPersonal