Para llegar a cumplir un objetivo hay que esforzarnos y encontrar la mejor manera de llegar a él. Sin una rutina, durante un solo día podríamos tomar cientos de decisiones, el estrés y la ansiedad incrementarían por no tener un rumbo claro de lo que tenemos que hacer, es por esto que construir una rutina puede quitar algo de presión y ayudarnos a tener más claras las acciones que tomaremos para lograr lo que nos propongamos.

Pongamos un ejemplo: el objetivo es bajar de peso 5 kg en un mes, para lograrlo hay que establecer una serie de pasos a seguir:

  1. Quemar más calorías de las que consumo ejercitándome 30 minutos diarios.
  2. Consumir menos y mejores calorías incluyendo más frutas y verduras en mi alimentación diaria.
  3. Hidratarme mejor tomando 2 litros de agua al día

Cada uno de estos puntos requiere en sí mismo que se establezcan rutinas, que con el tiempo se convertirán en hábitos.

¿Cuál es la diferencia entre una rutina y un hábito?

La rutina la establecemos de manera consciente; el hábito es ya una actividad inconsciente que realizamos.

Dado que la rutina está hecha de hábitos, cambiar tu rutina es la mejor manera de formar nuevos hábitos. Crear una rutina puede requerir atención, pero una vez que te acostumbras a ella, se convierte en una secuencia de acciones inconscientes o automáticas.

¿Cómo hacer una rutina?

Comienza escribiendo todas las cosas que necesitas hacer, luego ordénalas por prioridad o urgencia. La clave es mantenerse ocupado, pero hacer tiempo para tus comidas y cuidado personal.

Recuerda ser realista con la cantidad de cosas que puedes lograr en un día. Si tratas de hacer demasiado y no lo logras, puede que te desanimes y te des por vencido. Dividir tus deberes en tareas más pequeñas puede ayudarte a mantener tu día ocupado.

No importa qué tan básica nos parezca la rutina, hay que ir poco a poco y en la medida de nuestras posibilidades. Esto no quiere decir que ahí nos vamos a quedar, una vez que esa rutina se haya convertido en un hábito que realicemos sin mayor esfuerzo, es momento de establecer el siguiente objetivo con sus rutinas correspondientes.

Los especialistas en el tema sugieren empezar con horarios fijos para hacerlo, recordemos que lo que no es medible, no es mejorable.

Ventajas de tener una rutina

  1. Nos dan la sensación de estar en control de nuestra vida.
  2. Ayudan a sobrellevar los cambios, el estrés y la salud mental de una manera positiva.
  3. Nos dan estabilidad.
  4. Ofrecen un mapa a seguir.
  5. Promueven hábitos positivos.

Tal vez sea este último el más importante, pues si establecemos rutinas que nos llevarán hacia objetivos positivos en nuestra vida, al repetirlas lo suficiente hasta hacerlas un hábito, esto ya se vuelve parte de nuestro día a día.

¿Cómo evoluciona una rutina?

En primer lugar, haciéndola un hábito, como ya dijimos. Esto no significa que debamos ceñirnos a una rutina cuando empezamos a sentirnos estancados, ya que resulta contraproducente, aprender a ajustarnos y basarnos en nuestras rutinas es un punto de crecimiento necesario. El cambio es parte de la vida y las rutinas deben ir evolucionando con el tiempo.

Por ejemplo, tal vez ya llegamos al peso y condición física que esperábamos este año y ya es un hábito dormir bien, comer de manera adecuada y ejercitarnos. A lo mejor en ese mismo sentido, el objetivo ahora es competir en un deporte o iniciar una rutina también de cuidado de la piel, por ejemplo, así con todos los objetivos que nos pongamos enfrente.  

Recordemos que contar con una rutina nos ayuda a combinar los distintos aspectos: familiar, social, escolar, laboral, tiempo libre, intereses, curiosidades y poder aprovechar nuestro día a día de tal manera que lo vivamos como una satisfacción. Por supuesto, a diario existen responsabilidades y obligaciones ¡combinémoslas con pequeñas cosas que nos aporten energía y felicidad!

Intentemos hacer lo difícil un poco más fácil y no hagamos que lo difícil nos resulte más difícil por no dejar tiempo para lo que nos beneficia a diferentes niveles.

En Henco te recomendamos empezar hoy mismo creando rutinas para varios días de la semana hasta un mes entero, no te sientas mal si te sales del horario, puedes intentar otra vez mañana, ¡el punto de una rutina es mejorar tu vida!

Cuéntanos que te pareció el tema y en qué aspectos puedes involucrar una rutina para mejorar tu vida.

#HencoTips #RutinaDiaria #HighPerformanceHappyPeople