Las mercancías peligrosas son un tipo de materiales u objetos que suponen un riesgo para la salud, para la seguridad del medio ambiente y de las personas. Se trata de un tipo de mercancía sometida a una estricta regulación que marca los requisitos para su almacenamiento, manipulación y transporte. Según la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa (UNECE), en total existen 9 clases de mercancías peligrosas que se identifican con códigos y símbolos específicos.


Si el etiquetado resulta fundamental en cualquier producto, aún lo es más en el caso de las llamadas mercancías peligrosas. La etiqueta contiene la información necesaria para saber cómo manipularlas, qué precauciones se deben tomar en su transporte y almacenamiento, y los detalles respecto a su origen y destino. En definitiva, aporta todos los datos que debe conocer cualquiera de los agentes que intervienen en la cadena de suministro, lo cual es una garantía para minimizar los riesgos.

En este blog vamos a explicar a qué tipo de mercancía peligrosa corresponde cada icono para poder identificarlas correctamente.

La importancia de las etiquetas de mercancías peligrosas

Las etiquetas de mercancías peligrosas se deben usar de manera obligatoria en el transporte con el fin de alertar sobre los riesgos de los productos. 

Además, es importante que cumplan con las siguientes características:

  • El tamaño de las etiquetas ADR debe ir en función del tamaño del bulto. Para asegurar su correcta visibilidad, tiene que poseer unas medidas mínimas: 100 x 100 mm.  En el caso del transporte de contenedores es de 250 x 250 mm. 
  • Este etiquetado no solo es obligatorio, sino que también se debe encontrar con forma de rombo y estar ubicado en un lugar visible. 
  • Deben ser resistentes a la exposición climatológica sin que se genere un desgaste severo. 

Clasificación de las etiquetas de mercancías peligrosas

1.- Materias y objetos explosivos: Se dividen en seis clases, todas con etiqueta naranja. Como indica la denominación, incluye a todos aquellos productos susceptibles de explotar durante su manipulación.

2.- Gases: Dentro de esta categoría, encontramos los gases inflamables al contacto con el calor (etiqueta roja), los inflamables no tóxicos (etiqueta verde) y los gases tóxicos (la etiqueta contiene una calavera negra sobre fondo blanco).

3.- Materiales líquidos inflamables: Llevan etiqueta roja.

4.- Sólidos inflamables y sustancias que puedan entrar en combustión espontánea: Esta categoría comprende los sólidos inflamables (etiqueta con franjas blancas y rojas en vertical), las sustancias con riesgo de sufrir combustión espontánea (etiqueta dividida en una mitad blanca y otra roja), y las que pueden inflamarse al entrar en contacto con el agua (etiqueta azul).

5.- Sustancias comburentes y peróxidos orgánicos: Las sustancias comburentes llevan una etiqueta amarilla con una llama dentro de un círculo en la parte superior, mientras que en los peróxidos orgánicos la etiqueta es roja.

6.- Materias tóxicas e infecciosas: Se dividen en sustancias tóxicas letales en caso de ingesta (se marcan con una calavera sobre fondo blanco) e infecciosas (en lugar de calavera, en la etiqueta aparecen tres lunas superpuestas).

7.- Sustancias radioactivas: La etiqueta indica si la radioactividad es de tipo I, II o III.

8.- Sustancias corrosivas: Los contenedores de este tipo de sustancias deben ir marcados con un pictograma blanco en la parte superior y negro en la inferior. En la parte superior, incluye el icono de dos tubos de ensayo que vierten su contenido sobre una mano y sobre una superficie.

9.- Sustancias con peligros diversos: Esta categoría incluye el resto de sustancias peligrosas, que van marcadas con una etiqueta blanca (con rayas negras verticales en la parte superior.)

Al usar etiquetas de materiales peligrosos, es fácil identificar lo que hay dentro con solo una mirada rápida, aquellos que manejan la carga sabrán cómo cuidar el producto y las reglas asociadas con él. Las marcas claras de las etiquetas adecuadas de materiales peligrosos hacen que el almacenamiento, la manipulación y el transporte de todos los materiales peligrosos sean simples.

En caso de accidente, exposición o derrame químico, la identificación rápida de materiales peligrosos es esencial para la respuesta de emergencia. El manejo adecuado, la limpieza y la documentación son más fáciles.

¿Quieres mover mercancía peligrosa? Deja tu carga en manos de los expertos, acércate con nosotros y con gusto te apoyaremos, un equipo de expertos estan listos para asesorarte. Descubre porque Henco es tu mejor aliado en logística.

#HencoServicios #MercancíaPeligrosa #EtiquetadoDeMercancías