Un nuevo año implica muchas posibilidades y la oportunidad de pensar en el futuro para establecer cuáles serán tus próximos objetivos, oficialmente ha iniciado otro año y seguramente tu cartera lo ha resentido pues ha llegado la “cuesta de enero” la cual es el resultado de los gastos extraordinarios que se realizan en las épocas decembrinas.

Para este mes de Enero se espera una de las inflaciones más altas en los últimos años, pues de acuerdo con varios expertos el sector privado pronostican que la inflación se ubique en 6.63%, es decir muy arriba del pronóstico previo de 6.28%.

Sin embargo cuando se trata de ahorrar efectivo, no todas las personas se  encuentran con la suficiente motivación al respecto o no conocen de métodos que vayan con su necesidades. Si este es tu caso, lo más seguro es que necesites un desafío, por que para lograrlo es una buena idea usar métodos de ahorro, que podrían ayudarte en el momento de querer guardar dinero y sea lo suficientemente fácil para que se convierta en un buen hábito.

Métodos de ahorro fáciles de implementar

Lo primero  que debes saber es que este tipo de sistemas de ahorro, son idóneos para ayudarte  a superar los desafíos que involucren el desarrollo del hábito, por ejemplo, el hecho de llegar con más dinero al final de las quincenas. A continuación te compartimos algunos métodos:

  1. Sin gastar: Debes elegir una semana o incluso un mes en la que no puedas comprar más allá de lo indispensable, es decir que solamente puedes comprar y pagar por los artículos o servicios que realmente son necesarios. Puedes realizar una lista de todas las cosas que no compraste y al final de la semana o mes revisar si aún las deseas y comprobar cuáles solamente son caprichos.
  • Desafío de ahorro del diez por ciento: Esta es una meta anual y se establece guardando el 10% de todos los ingresos de tu trabajo. Ese dinero debe ser colocado en ahorros o inversiones, de esta manera el dinero irá creciendo y en unos meses desarrollarás el hábito que te mantendrá ahorrando y obteniendo rendimientos.
  • Desafío de 5 y 10: Todas las monedas de esta nominación que recibas después de una compra deberás guardarlas en una caja o bote, de esta manera al finalizar el año te sorprenderás del total de dinero que ahorraste de manera simple.
  • Desafío del cambio: Consiste en poner todo el cambio que te sobra en el día en un lugar específico, sin importar que se trate de monedas o billetes, la idea principal es que los guardes para acumular lo que no gastas y después de un tiempo ver como esos cambios hacen una gran cantidad.
  • Reto de 52 semanas: Este es el método más fácil de ejecutar y el más popular, este inicia con ahorrar 10 pesos la primera semana, 20 durante la siguiente, 30 para la tercera y así sucesivamente y para la semana 52 estarás ahorrando alrededor de 520 pesos, por lo que al final del año tendrás 13 mil 780 pesos.

Además de los métodos de ahorro que realices deberás analizar algunas soluciones puntuales enfocadas en el primer periodo del año, de mediados de enero a principios de febrero. Aunque puede ser un período con dificultades, la realidad es que una buena administración te puede ayudar a dejarlo atrás rápidamente, aquí te compartimos algunos tips útiles:

Comienza a pensar a futuro: El prever gastos y sobre todo gastos sorpresa te ayudará a realizar un estimado de cuánto dinero puedes y no puedes gastar.  Crear un calendario y marcar en este los días en que tengas gastos fijos te ayudarán a tener visualizados los gastos a futuro.

Haz tu presupuesto: El crear un presupuesto será más sencillo si tienes presente los gastos que se vienen. Hacer una lista de ingresos y gastos te ayudará a tener claro cuánto dinero te queda disponible y te ayudará a comenzar a ahorrar y destinar tu capital en aspectos importantes como el pago de deudas.

Comienza pagando las deudas más altas: Al inicio de año (en la cuesta) es importante que te deshagas de todas las deudas que te cuesten más dinero. Visualiza los intereses que están generando y haz un plan de acción para minimizar el tiempo en que se cubran.

Objetivos pequeños: No trates de abarcar todos tus problemas económicos de una vez, prioriza y sé realista con el tiempo en el que puedes dejar atrás tus deudas, con el tiempo podrás ir incrementando tu lista.

Deja de lado las compras a crédito: A pesar de que esta puede parecer una forma fácil de obtener o pagar cosas rápidamente, es recomendable que no adquieras deudas nuevas hasta que no termines las que tienes en la actualidad, de esta manera evitarás perder presupuesto e invertirás de manera más responsable.

Documenta todo: Es posible que en estos meses difíciles te sientas abrumado por lo que poder ver cómo vas avanzando te ayudará a no desistir y sobre todo a tener un registro de tu progreso.

Anticiparse a la crisis te permitirá enfrentarla en las mejores condiciones, cuanto antes comiences a diseñar las acciones que deberán realizarse y cuantos más posibles escenarios plantees es más probable que logres superar esta temporada sin morir en el intento.

Hay quienes piensan que los temas financieros están reservados solo para gente de negocios, y profesionales en la materia. Sin embargo, la realidad es que todas las personas deben contar con la prevención  financiera.

Aunque la cuesta de enero es un reto, también puede ser una gran oportunidad para mejorar las finanzas personales. Recordemos que no se trata de recortar salidas, cenas, vacaciones o gustos. “El secreto es no ser impulsivos al momento de comprar y reflexionar sobre nuestras necesidades y posibilidades financieras”.

#CuestaDeEnero #MétodosDeAhorro #HencoBlog